Tejido artesanal

El tejido artesanal surgió en épocas ancestrales a partir de una necesidad de abrigo. Luego se elaboró para diversos usos y las técnicas de elaboración se fueron enriqueciendo con el tiempo.

El tejido artesanal típico confeccionado a mano, en telar o huso, refleja la vida y costumbres de los que habitan la montaña. En Argentina, los pueblos que más han desarrollado el arte del tejido artesanal son los del noroeste, quienes se destacan en el uso del telar rústico. Las confecciones son de bellísimo diseño. Las leyendas y el paisaje donde habitan los artesanos, con sus aves, serpientes, llamas, batracios, y elementos de la vida cotidiana, han sido la fuente de inspiración para estas creaciones textiles.

Los productos textiles artesanales realizados en telar son muy apreciados. Se realizan con lana de oveja, algodón, fibras suaves de vicuña y alpaca, angora, pelo de cabra y pelo de llama. Los artesanos riojanos y chaqueños realizan en telar exclusivas piezas de tejido artesanal como ponchos, puyos, pashminas, mantas y aguayos o kepes -usados tradicionalmente para cargar los bebés. Nosotros contamos con bellísimas muestras de este arte autóctono, como valiosos aportes a la riqueza cultural de nuestro país, algunos de los cuales se pueden apreciar en la galería fotográfica.